Desde su proyecto “sororidad sonora” este grupo de mujeres jóvenes logró consolidarse para aprender y arriesgarse a través de la radio a dar sus propias apuestas y reflexiones para construir paz desde su propio territorio.