Esta organización nace para formar jóvenes afros con identidad propia en pro de la defensa de los derechos étnicos, culturales y territoriales, para ejercer sus derechos como jóvenes prietos, desde una dinámica donde mujeres jóvenes negras apropian y trabajan por su propia realidad y sus propias luchas.

Con el proyecto “kuagro ri ma mona: ma cuepo a se territorio suto (nuestro cuerpo es un territorio individual)”, caracterizará y transformará los discursos fundamentalistas que estigmatizan los derechos (a la salud, sexualidad, cuidado, autocuidado) de las mujeres jóvenes y obstaculizan la realización de un estado laico.